SAN MIGUEL

SAYULA, JALISCO





SAN MIGUEL


ÍNDICE

Página de Sayula,Jalisco

HISTORIA

El antecedente del actual templo de San Miguel, lo marca, aproximadamente por la década de los años 1850-1860, el hecho de que en el predio donde después se levantó el templo, vivía un ex lego franciscano que, posiblemente debido a las convulsiones sociales de la época, debió abandonar el convento, trayendo consigo una pequeña imagen del arcángel San Miguel que colocó en un lugar situado en el único cuarto que tenía su vivienda, techada con teja y construcción sencilla de adobes. Él dio a conocer la imagen y propagó la devoción, bien recibida en todo el barrio, como es el hecho de que día con día aumentaba el número de devotos que iban a visitarlo tanto de lugares cercanos como de otros barrios". Se cuenta que al fallecer el dueño de la casa, cedió esta para que en ella continuara la veneración al Arcángel.En 1865 con la visita del Vicario Foráneo a la parroquia, la señala como "habilitada para decir misa". Continúan las referencias y el arzobispo Pedro Loza, en su visita pastoral de 22 de diciembre de 1872, encontró la capilla "en buen estado", y refrendó las licencias para que continúe celebrándose en ella la santa misa, mandando que "se provean con empeño los ornamentos que les faltan" y en 1874 se solicita y obtiene de la mitra se permita la exposición del Santísimo con motivo de las fiestas del arcángel el 29 de septiembre.






DIMENSIÓN

Era 1879, era una capilla de dimensiones reducidas con muros de adobe, techos de madera y ladrillo de medio terrado con una torrecita aunque no muy grande, pero sí pintada y con sus respectivas campanas. En 1923 el templo es de una sola nave y tiene como anexos: atrio, sacristía, bodega, torre de un solo cuerpo, dos corredores, dos patios y servicio sanitario; los muros de adobe, ladrillo y mortero, los techos mitad terrado sobre vigas de madera y mitad de bóveda sobre rieles de fierro, los pisos de cemento en la nave y baldosas de barro cocido en los anexos, el decorado tanto en el interior como en el exterior es de cal. Merced a sus muchos años y frecuentes terremotos, la capilla se encontraba en pésimas condiciones en sus techos y, a sugerencia que el vecino y sacristán del templo, Leonardo Cárdenas hizo a Conrado Sánchez, éste comenzó a planear la sustitución del techo de vigas por otro de bóveda, reuniendo a varios amigos que buscaron apoyos para poder iniciar los trabajos, los que se efectuaron bajo la dirección del maestro albañil J. Jesús Ramos que colaboró en forma desinteresada, iniciándose la construcción de una bóveda en 1944.





COLONOS QUE LO CONFORMAN

Sánchez Ceballos decía "al ver nuestro entusiasmo el señor cura Jaramillo, me mandó llamar y mostrándome los planos me dijo: éstos son los planos para hacer el templo de San Miguel, me los trajo el señor arzobispo y así tiene qué hacerse si ustedes quieren seguir trabajando. Como nuestro deseo era ese, acepté....", indica Conrado. Aquella primera bóveda construida no encajó en los nuevos planos, se derribada, continuando los trabajos en el resto de lo que sería el templo. El 1 de septiembre de 1945 arribó a esta parroquia el joven sacerdote J. Jesús Quezada Limón, el cual fue asignado como encargado del Templo de San Miguel, comenzando a colaborar con el grupo para la recolección de fondos e iniciando aquella primera bóveda. La reunión de fondos tuvo muchas facetas y, continúa escribiendo Conrado: "nunca recibimos cantidades de consideración dada la magnitud de la obra, pero ensayamos todos los medios de sacar dinero y así se hicieron asignaciones entre la gente para pagar un albañil o peón cada semana... se organizaron kermesses, obras de teatro, rifas, etcétera, mirándose en todos el deseo y el esfuerzo por ayudar..." El padre Quezada fue cambiado a Ciudad Guzmán el 9 de octubre del 1946 viniendo en su lugar un el presbítero y Lic. Ambrosio González. Con la ayuda del padre González se inició la construcción del templo iniciando por la totalidad de la cimentación, muros de la primera bóveda y total de muros hasta un metro de altura.




COSTUMBRES Y TRADICIONES

Hasta hoy en día en el templo "San Miguel" continúan dándose en ella la santa misa y también como se sabe se celebra a cada año las fiestas del arcángel el 29 de septiembre; en las cuales se hace un novenario, hay danzas y recorridos.




Diseñadora Cinthia Kahory Estrada López